D.O.P. ACEITE DEL BAJO ARAGÓN

logotipo aceite del bajo aragon_color-150x150Son aceites de aspecto limpio y color Amarillo con matices que van desde el amarillo dorado al amarillo oro viejo. Su sabor tiene un gusto frutado al principio de la campaña, con ligeros sabores almendrados, sin amargor, tirando a dulce y ligeramente picante. Tiene una acidez máxima de 1º, un índice de peróxidos no superior a 20, un máximo de humedad del 0,15% y un máximo de impurezas del 0,10%.

El aceite de oliva Virgen Extra que se produce en el Bajo Aragón turolense, zaragozano y del Campo Belchite elaborado con la variedad de aceituna empeltre-autóctona de la zona- y en ocasiones una pequeña proporción de variedades típicas arbequina y royal, permite atisbar el olor de la tierra, del campo y del aire. De aspecto limpio y color, que va del dorado al oro viejo ha sido un tesoro reconocido desde antaño y desde el 2000 llega a los consumidores con el aval de la DOP.

ZONA GEOGRÁFICA: La zona de producción es la comarca natural situada al oeste de la Comunidad Autónoma de Aragón entre las provincias de Zaragoza y Teruel, coincidiendo con la parte suroriental de la Depresión del Ebro. Comprende un total de 77 municipios de ambas provincias. La zona de producción amparada ocupa 37.000 hectáreas que se distribuyen entre 77 municipios de las provincias aragonesas de Teruel y Zaragoza.

CARACTERÍSTICAS: Los aceites vírgenes extras producidos en esta zona se elaboran a partir de la variedad principal Empeltre en una proporción mínima del 80%–, a la que se añaden otras variedades como la Arbequina y la Royal. Los aceites resultantes son de color amarillo con matices que oscilan entre el dorado y el oro viejo, de gusto frutado al principio de la campaña, con ligeros sabores almendrados, sin amargor y tirando a dulce y ligeramente picante.

DATOS BÁSICOS: En el Consejo Regulador se encuentran registradas 30 almazaras y 4 empresas envasadoras que producen y comercializan una media anual de 1,7 millones de litros de aceite virgen extra.

Acerca del autor

Montse

Deja un comentario